Hoy se cierra una etapa. Una decisión rápida y muy difícil por la calidad de las relaciones personales y de los resultados obtenidos, pero considero que es una oportunidad de crecimiento personal. Solo palabras de agradecimiento a toda la comunidad del Club Ciudad de Saladillo por el cariño brindado, a los dirigentes por confiar en mí y estar siempre presente, a los entrenadores por su apoyo y colaboración constante... Y especialmente a todos los jugadores por su respeto, por buscar superarse y dar lo máximo siempre. Un equipo con valores, del cual he aprendido muchísimo. Ha sido un verdadero placer compartir todo este tiempo con grandes personas! Un gran abrazo y hasta pronto.

Fuente: Facebook, (depedida de un gran entrenador).

Compartir