Con un triple en el último segundo, anoche venció como visitante a Chivilcoy por 67-65 y será el representante de Zona 2 en el Campeonato Provincial U17

Sábado, 09 de marzo de 2019

Teniendo como escenario el Estadio “Centro - Jorge Palmieri” del Club Gimnasia y Esgrima en nuestra ciudad, anoche se jugó el segundo punto correspondiente a la serie eliminatoria zonal para la categoría Cadetes (U17), entre los seleccionados representantes de la Asociación Básquetbol Chivilcoy y su similar de la Asociación Juninense de Básquet. El triunfo volvió a ser para Junín, en este caso por 67-65 con un triple de Joaquín Balvidares en el último segundo, y de esta manera se llevó la clasificación al Campeonato Provincial, el cual se jugará del 21 al 24 de marzo en la ciudad de Bahía Blanca. 

El juego de anoche fue extremadamente parejo en casi todo su desarrollo y se fueron alternando en el tablero, con una diferencia que nunca superó los ocho puntos en favor de uno u otro. En el cierre, Chivilcoy pasó al frente con un doble de Fermín Callegaro (65-64) y tuvo la chance del triunfo con la última defensa; sin embargo, Junín movió bien la pelota y encontró a Joaquín Balvidares solitario en la esquina, y cuando recibió lanzó el suspiro que, cuando sonaba la chicarra, se clavó para el triunfo visitante por 67-65.

Síntesis

Parciales por cuarto: 20-18, 14-15 (34-33), 14-18 (48-51) y 19-14 (67-65) para Junín

Arbitros: Mario Castroagudín y Francisco Tenaglia

Cancha: Estadio “Centro - Jorge Palmieri” Club Gimnasia de Chivilcoy

Selección de Chivilcoy (65): Lorenzo Gabrieloni, Fausto Sivero (6), Fermín Callegaro (9), Thiago Caruso (8), Matías Bolaño (18) (formación inicial); Tomás Zanlungo, Ian Zapacosta (18), Lázaro Moreno, y Matías Cañón (6). DT: José Luis Giallorenzo.

Selección de Junín (67): Enzo Carnaghi, Augusto Buttaro (12), Silvano Merlo (16), Valentín Feuillade (14), Nicolás Burgos (14) (formación inicial); Mateo Sartor (2), Joaquín Balvidares (5), Juan Arias (4), Mariano Calcagno, Conrado Solana, y Agustín Luchelli. DT: Federico Martínez.

Escrito por Pablo Tribuzzio

Compartir