Atenas triunfó por un ajustado 75 a 73 ante Colón de Chivilcoy. Los de Remaggi debieron correr de atrás durante todo el juego, pero un triple sobre la chicharra de Ciganek les dio la victoria. En los ganadores el mejor fue Attademo, con 18 puntos y 9 rebotes, mismas estadísticas para Del Valle en la visita.

El inicio del encuentro fue parejo para ambos equipos, con un parcial de ocho iguales en los primeros minutos. Colón desniveló de la mano de Del Valle, que vulneró la defensa en reiteradas ocasiones en el juego mano a mano y le dio la primer ventaja a su equipo. Atenas, por su lado, falló desde la larga distancia y cometió varias faltas, por lo que la brecha se agrandó a 14-8 en favor de la visita. Un tiempo muerto de Remaggi sirvió para devolverle claridad al ataque a sus dirigidos, que dependían de acciones individuales y la línea de libres. El conjunto de Chivilcoy lastimó desde la línea de tres, pero un bache sobre el final permitió que el Griego, recorte la brecha y cierre el primer cuarto abajo por 25 a 20.

En el segundo parcial, Atenas cerró su defensa en la zona pintada y no dejó jugar cómodo al equipo de Begueríe, sumado a que la pelota comenzó a entrar desde el perímetro. El partido comenzó a picarse y las hinchadas comenzaron a jugar un partido aparte. El conjunto de Chivilcoy se mostró errático y rotó el balón sin sentido, para perder la ventaja inicial y que el local se adelante en el tanteador. Con el tanteador 34-32 en su contra, y menos de cuatro minutos por disputarse, el banco visitante frenó las acciones y mandó a presionar arriba, para que ante una laguna del local, cierre mejor la primera parte y se vayan al vestuario con Colón al frente por 40 a 38.

En el reinicio del juego, los dos entrenadores mandaron a la cancha a sus jugadores titulares y los de Chivilcoy fueron los que se mostraron más punzantes que desde el minuto cero, lastimaron desde la larga distancia y sacaron una ventaja de doble dígito. La visita apretó en la zona y obligó a tomar tiros incómodos al Griego, sumado a la gran tarea del interno Romero, se disparó a 16 unidades. Remaggi rotó el banco en la recta final pero poco pudo descontar en el marcador, para cerrar 61-47 abajo el tercer chico.

En los diez minutos finales, el local entró con otra cabeza, apostó al juego interno y lastimó debajo del aro, ante un desconcentrado rival que sufría perdidas en el traslado. Disipio estuvo certero desde la línea de tres y obligó a Beguerie a pedir tiempo muerto en cuatro minutos de juego y el tanteador 65-61 a su favor. Attademo fue una pesadilla para los de blanco, sacó diferencias desde la base, capitalizó el 85% de los tiros que tomó en el parcial e hizo llegar a su equipo por la mínima abajo a los 40 segundos de cierre, luego de que Colón sumara desde la línea de los suspiros como única vía de gol. Luego de una falta técnica mal ejecutada por Attademo, Bosarrelli tomó el balón, pero falló el último ataque de su equipo con 16 segundos y le concedió la última posesión al local. Allí, Disipio tomó el rebote y condujo para que Ciganek cierre el partido con un triple sobre la chicharra, para decretar el 75-73 final.

Síntesis:

Atenas (75): Schroeder 11; Attademo 18; Ciganek 3; Lardapide 3 y Nieto 3 (F.I.); Fe. Borrajo 7; Disipio 8; Aude 15 y Yarza 7.
DT: Oscar Remaggi.

Colón de Chivilcoy (73): Toledo 9; Buzzeo 3; Zanlungo 3; Romero 13 y Del Valle 18 (F.I.); Bossarelli 17; Debiasi; Rausch 6; Vero 4 y Bolaños.
DT: Elías Begueríe.

Parciales: 20-25; 38-40 (18-15); 47-61 (9-21); 75-73 (28-12).

Estadio: Dante E. Demo, Atenas.

|Por Nelson Da Silva/@nelsin95 | Foto: Jael Huallpa

Fuente: Diagonal al Aro

Compartir